Etiqueta femenina

El vestuario de etiqueta es imprescindible para acudir a determinados actos o eventos en los que es requerida. Este vestuario se compone de diversas prendas en función del traje elegido y de la hora del día. Las mujeres cuentan con una etiqueta más abierta y con más posibilidades que los hombres. Si aplicamos el término etiqueta de una forma literal, al igual que se hace con los trajes de caballero, podemos concluir que no existe la "etiqueta femenina"como tal. No al menos, en el sentido más estricto, de los parámetros que rigen la misma, al ser un término bastante difícil de aplicar en los vestidos femeninos y, al carecer de unas normas fijas como en la etiqueta masculina. No existe la "uniformidad" que teóricamente se exige para una "etiqueta" general. Las mujeres, tienen amplia libertad para vestir a la hora de ir de "etiqueta", aunque siempre deben regirse por el buen gusto, ciertas reglas o pautas, y de vez en cuando, por la moda. "La etiqueta femenina es muy abierta y con muchas posibilidades" No obstante, dentro de esta variedad, vamos a dar unas pautas generales, que debemos tener en cuenta, cuando acudimos a algún tipo de evento o acto en el que se requiere vestuario de etiqueta. Se marcan conceptos básicos, dentro de los cuales nos podemos mover en cuanto a diseños, colores y tejidos, pero siempre respetando esas características básicas que deben cumplir nuestros vestidos. También deberíamos conocer, las equivalencias que existen entre el vestuario de etiqueta masculino y el femenino, para establecer un nivel de igualdad en el vestuario de ambos y no caer en una cierta disparidad a la hora de vestir de etiqueta.

Etiqueta masculina

Cuando hablamos de etiqueta hacemos referencia al vestuario necesario para acudir a determinados actos o celebraciones. Hablaremos de la etiqueta masculina, ya que, propiamente dicha, solo existe la etiqueta masculina, siendo la femenina indefinida, al carecer de unas normas fijas, como en la masculina. Debemos tener en cuenta ciertas normas a la hora de vestir de etiqueta, que vienen determinadas por la hora del día en la que se celebra el acto o ceremonia, y por la solemnidad del mismo. Hay que hablar de dos tipos de etiqueta: la civil, la más utilizada por las personas en general y la etiqueta militar, menos común, que es utilizada por distintos estamentos, militares u organizaciones similares, en ocasiones de gala (uniformes). En este artículo trataremos la etiqueta civil, la más usual, aunque haremos referencia a la etiqueta militar y a los uniformes. Si no lleva una "intensa vida social" no será necesario contar en su armario con alguna de estas prendas; la mejor opción es alquilarlo en alguno de los establecimientos dedicados a ellos. Estos profesionales, se lo ajustarán y adaptarán, en caso de ser necesario, y le asesorarán, con lo que lucirá el atuendo, elegante y adecuado, por un módico precio. Además, dada la eventualidad de este tipo de vestuario, para la mayoría de las personas, el alquiler del traje, evitará también posibles cambios de talla, de tiempo en tiempo, de modas o de cualquier otra eventualidad que pudiera darse. Los trajes de etiqueta masculinos e indumentaria de gala son los que a continuación les presentamos, cada uno de ellos explicado de forma especial y pormenorizada, con todas sus prendas y las ocasiones en que debe vestirse uno u otro: 1. Chaqué. 2. Esmoquin. 3. Frac. 4. Spencer. 5. Uniforme de gala.